El trabajo más olvidable de Quentin Tarantino ni siquiera es una película: una serie mundialmente famosa pero que solo hizo por ser muy fa …

el trabajo más olvidable de quentin tarantino ni siquiera es una película: una serie mundialmente famosa pero que solo hizo por ser muy fan

Si eres un fan incondicional del trabajo de Quentin Tarantino probablemente ninguno de sus trabajos te resulte una sorpresa, pero no todo el mundo sabe que el famoso y alabado cineasta, no solo ha dirigido largometrajes. Sí, es cierto que en los últimos años han salido a la luz diferentes rum…

Leer la noticia en SensaCine

El aclamado cineasta es famoso por muchos de sus largometrajes, pero no todo el mundo sabe que hace varias décadas dirigió para la pequeña pantalla hasta en dos ocasiones.

Si eres un fan incondicional del trabajo de Quentin Tarantino probablemente ninguno de sus trabajos te resulte una sorpresa, pero no todo el mundo sabe que el famoso y alabado cineasta, no solo ha dirigido largometrajes. Sí, es cierto que en los últimos años han salido a la luz diferentes rumores y noticias relacionadas con la intención del director de llevar su experiencia detrás de las cámaras al escenario televisivo, algo que con la llegada de las grandes producciones al ‘streaming’ atrae cada vez más a reputados cineastas, pero de momento no hay nada 100% en firme. Sin embargo, en 1995 y 2005 respectivamente se animó a filmar episodios para dos populares series.

La primera experiencia televisiva del director de Pulp Fiction, Malditos bastardos y Érase una vez en…Hollywood, entre otras, fue en los años 90, cuando se puso tras las cámaras de un episodio de la famosa Urgencias que protagonizaba George Clooney. Entonces el cineasta solo había comenzado a despuntar como uno de los realizadores de su generación tras el éxito de Reservoir Dogs y Pulp Fiction, sus dos primeras películas en 1992 y 1994 respectivamente.

Sin embargo, cuando en el año 2005 Quentin Tarantino accedió a dirigir dos episodios de otra serie mundialmente famosa ya supuso una sorpresa para muchos, puesto que durante sus casi 20 años de carrera no había mostrado ningún tipo de interés en este formato y, sin embargo, en el mundo del celuloide ya era una auténtica institución abalada por Jackie Brown, Kill Bill Volumen 1 y Kill Bill Volumen 2.

Con sus siguientes proyectos ya en mente, está claro que Tarantino no tenía ningún tipo de necesidad de dirigir un par de episodios de una serie de televisión en abierto, por famosa que fuera, pero accedió a hacerlo por una sencilla cuestión: ser un fan incondicional y absoluto de CSI: Las Vegas, la primera serie de la franquicia criminal bajo las famosas siglas que se emitió en CBS durante nada más y nada menos que 15 temporadas entre 2000 y 2015 y que dio lugar a tres ‘spin-offs’.

Una década después de su primera experiencia en Urgencias en 1995, Quentin Tarantino recibió una propuesta que no pudo rechazar, aunque a muchos nunca se les hubiera ocurrido vincular su nombre y prestigio a una serie episódica para una cadena de televisión en abierto. La productora ejecutiva de CSI Carol Mendelsohn había escuchado que Tarantino era un gran fan de la serie y que no se perdía ni uno de sus episodios, así que no quiso perder el tiempo y se lanzaron a hacerle la propuesta: «Se había extendido rápidamente el rumor de que Quentin Tarantino la estaba viendo [CSI], lo que para todos era un gran orgullo, y en un momento dado comenzamos a pensar que si era un gran fan por qué no preguntarle si querría escribir y dirigir algo para la serie», aseguró la productora a Los Angeles Times.

“Es una sinfonía”: La película de 2017 que Tarantino no puede dejar de ver

Y tuvieron suerte. Tarantino aceptó y lo hizo encantado, como el mismo confirmaría en 2005 con motivo del estreno del episodio. Un doblo capítulo, ‘Grave Danger’ que sirvió para despedir la quinta temporada por todo lo alto.

No fue un desafío en ese sentido porque… Me gusta la serie», explicaría Tarantino sobre las limitaciones de la televisión. «Simplemente quería hacer mi episodio. Así que el formato fue todo lo que acepté. Simplemente quería que fuese más grande, que de alguna manera pareciese una película de ‘CSI’

El doble episodio, a cuyo título acompañaron de «Volumen 1 y Volumen 2» en referencia a Kill Bill y a los rumores de que Tarantino habría estando haciendo binge-watching con CSI mientras rodaba las famosas películas, pasó a la historia del procedimental como uno de los más especiales y fue objeto de muy buenas críticas, que no dudaron en señalar que se notaba el estilo del cineasta en el resultado final.

Asimismo, los capítulos a menudo se sitúan entre los más queridos por parte de los fans y tienen una nada despreciable nota media de 8,5 en IMDB. No obstante, como parte de un total de 337, al final la realidad del doble episodio es que, por mucho que lo firmase Tarantino, no fue mucho más allá de la mera anécdota. Su trabajo más olvidable, en resumidas cuentas.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]