Madrid elimina el requisito de renta para poder alquilar viviendas vacías de la EMVS

Madrid.- La Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) modificará las bases de su plan integral de alquiler, de modo que el acceso a las viviendas vacías que el Ayuntamiento de Madrid adquiera en usufructo quedará abierto a cualquier empadronado en la capital que, independientemente de su renta, pueda afrontar el alquiler sin dedicar más del 30% de sus ingresos.

Con el llamado Plan Reviva, el Consistorio pretende adquirir en usufructo viviendas vacías de la capital, como las que tenían uso turístico, para luego alquilarlas.

Según se fijó originalmente en el plan, presentado el 1 de febrero, el acceso a estas casas quedaba restringido a las familias empadronadas en Madrid, que no tuvieran que dedicar al alquiler más del 30% de su renta y con unos ingresos brutos anuales de entre 3 y 7,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), esto es, entre 32.200 y 88.200 euros.

Además, si llevan empadronadas al menos cinco años y en función de una serie de requisitos, optarán a una ayuda adicional llamada Bono Vivienda, de un máximo de 900 euros mensuales.

Fuentes de la EMVS han explicado este lunes que las familias con ingresos inferiores a 32.200 euros brutos finalmente sí podrán acceder a las casas del Plan Reviva, pero no podrán optar a las ayudas del Bono Vivienda, reservadas a las unidades familiares con rentas de entre 32.200 y 88.200 euros. Así lo decidió el pasado viernes el consejo de administración de la EMVS, por unanimidad y tras pedirlo Más Madrid y el PSOE, como ha adelantado ‘El País’ y han confirmado a Efe fuentes de la empresa municipal.

Las mismas fuentes indican que estos casos serán «puntuales», porque las familias por debajo de ese umbral, y dado el requisito de no dedicar al alquiler más del 30% de sus ingresos, sólo podrán optar a viviendas «cuyos alquileres oscilen entre 450 y 500 euros al mes, y de esas hay pocas en el mercado».

A su vez, se rechazaron otras dos modificaciones propuestas por el PSOE y respaldadas por Más Madrid, consistentes en disminuir de 450 a 350 euros el importe mínimo de la renta a pagar por los inquilinos de estas casas y en limitar el Bono Vivienda a unidades familiares con ingresos inferiores a 5,5 veces el IPREM.

En declaraciones remitidas, la edil socialista Mercedes González considera que, sin estos cambios adicionales, las modificaciones aprobadas son «como si no se hiciera nada», pues el límite del 30% de los ingresos «actúa de barrera» para que las rentas a las que ahora se permite acceder al Plan Reviva no puedan hacerlo.

En cuanto a su propuesta para el Bono Vivienda, González señala que «no tiene sentido usar recursos públicos de ayuda a rentas tan altas, aunque vayan a ser escasos los beneficiarios». «Es quitarle el brillo a un buen programa, una buena idea, manchándola, convirtiendo la anécdota en categoría», dice González, quien expresa la retirada de su apoyo al Plan Reviva «lamentando no haber sido capaz de convencer al Gobierno de que esa vivienda tiene que ir destinada a quien más lo necesita».

Mediante el Plan Reviva, el Ayuntamiento estimaba poner en oferta 100 viviendas a lo largo de 2021, y en las tres semanas desde que se presentó la iniciativa ha recibido 70 ofrecimientos de pisos vacíos, según fuentes municipales.

Sobre el Autor

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]