Declarado culpable el descuartizador de Alcalá, que ocultó el cadáver de su exnovia en un arcón congelador

Alcalá de Henares.- El jurado popular ha considerado culpable por unanimidad al acusado de matar a su exnovia en un piso de Alcalá de Henares (Madrid), descuartizarla y ocultar su cadáver en un congelador durante más de un año, han informado fuentes jurídicas.

La sección 26 de la Audiencia Provincial de Madrid ha escuchado este martes el veredicto del jurado popular, que empezó a deliberar el lunes por la mañana tras nueve sesiones en las que Manuel M.A. se ha sentado en el banquillo acusado por la Fiscalía de un delito de asesinato con la agravante de parentesco y género, otro de profanación de cadáver y dos de estafa, por los que pide 20 años y 5 meses de prisión para él.

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que el jurado ha considerado al acusado culpable de matar a la víctima en octubre de 2017, de trocearla y guardar el cuerpo en un congelador hasta febrero de 2019 cuando fue detenido.

Además, ha contemplado por unanimidad que actuó con la agravante de parentesco y siete de sus nueve miembros también han considerado que incurrió en la agravante de género.

Según las fuentes, el jurado también se ha pronunciado a favor de que sea condenado por dos delitos leves de estafa, uno de ellos en grado de tentativa.

Asimismo, se ha pronunciado en contra de las dos circunstancias atenuantes que solicitaba la defensa en busca de una posible reducción de condena: el consumo de drogas y la legítima defensa.

Una vez conocido el veredicto, el presidente de la Sala dictará sentencia en los próximos días.

Durante el juicio, la acusación particular y la popular -ejercida por la Comunidad de Madrid- elevaron su petición de condena para el acusado a 25 años de cárcel.

Por su parte la defensa reconoció un delito de homicidio imprudente o, en su defecto, un homicidio intencionado, en cualquier caso con las atenuantes de legítima defensa y de consumo de drogas.

"Nadie pertenece a nadie y yo ni consciente ni inconscientemente le haría daño a un ser humano, y menos una mujer"

El encausado aseguró que causó la muerte a su exnovia en defensa propia y pidió perdón: "Yo nunca quise quitarle la vida, yo la quise, la amé... Nadie pertenece a nadie y yo ni consciente ni inconscientemente le haría daño a un ser humano, y menos una mujer".

Argumentó que se vio "superado por los hechos" y que, aunque no quiere justificar el crimen por las drogas que había tomado, el caso es que ocurrió y "fueron pasado los días" sin que "nunca" quisiera denigrar a la víctima al trocearla y meterla en el congelador.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]