El Congreso de Perú rechaza el adelanto de las elecciones para diciembre de 2023

El pleno del Congreso de Perú ha rechazado un proyecto de adelanto de elecciones generales en el país para diciembre de 2023, en medio de la grave crisis política y social que agita a la nación andina con manifestaciones que piden la renuncia de la presidenta Dina Boluarte, el cierre del Parlamento y el adelanto de comicios.

El proyecto de ley, presentado por el presidente de la Comisión de la Constitución, el fujimorista Hernando Guerra, recibió 49 votos a favor, 33 en contra y 25 abstenciones, por lo que no recibió el apoyo mayoritario absoluto de 87 votos que exige la ley.

18 meses de prisión preventiva contra el destituido expresidente peruano Pedro Castillo

Al tratarse de una reforma constitucional, la norma requería de esos 87 votos para ser sometido a una segunda votación en la siguiente legislatura, o de 66 para ser llevado a un referéndum.

Al término del debate en el pleno, Guerra pidió a los legisladores que sean «responsables con la historia, con la República» y la democracia y les dijo que tenían «que dar muestras de responsabilidad con la democracia».

La ley planteaba recortar el mandato de la presidenta Dina Boluarte y los congresistas, cuyo periodo debe concluir, en principio, en julio de 2026, e incorporaba varios proyectos presentados para el adelanto de elecciones, según señaló Guerra.

Nueve fallecidos en el primer día del estado de emergencia de Perú

En sus disposiciones transitorias especiales establecía que «la presidenta en funciones», en referencia a Boluarte, «convoca a elecciones generales en diciembre 2023 y concluye su mandato el 30 de abril de 2024».Añadía que los actuales congresistas también concluirían sus funciones el 28 de abril de 2024.

Tras anunciarse la votación, legisladores izquierdistas protestaron en el medio del hemiciclo para exigir que se incluya la consulta sobre una eventual convocatoria a una asamblea constituyente en el país, tal como han planteado en un dictamen en minoría que aún se debe informar si será votado por el pleno.

Los ministros peruanos de Educación, Patricia Correa, y de Cultura, Jair Pérez, renunciaron a sus cargos seis días después de asumirlos por la «desproporcionada» respuesta a las manifestaciones antigubernamentales en las que han fallecido 18 personas, diez de ellas en las últimas 24 horas.

«Esta mañana he presentado mi carta de renuncia al cargo de Ministra de Estado en la cartera de educación. La muerte de connacionales no tiene justificación alguna. La violencia de Estado no puede ser desproporcionada y generadora de muerte», escribió Correa en Twitter, donde compartió la carta enviada a la presidenta Dina Boluarte.

Entra en vigencia estado de emergencia en Perú, tras publicación de decreto

Por su parte, Pérez envió otra misiva -difundida en medios locales- en la que sostiene que «los lamentables sucesos acontecidos en el país tienen como saldo la irreparable pérdida de hermanos y hermanas hacen insostenible» su permanencia en el gobierno.

En su misiva, Correa explica que las circunstancias que lo llevaron a aceptar el cargo «han sido la de garantizar el derecho a la educación de todos los estudiantes peruanos, lo que compromete el futuro de la república, dentro de los marcos democráticos e institucionales».

«Nuestro país enfrenta una crisis política de grandes dimensiones que demandan convicciones democráticas, respeto al orden y a la vez a la integridad física y la vida de cada ciudadano peruano, que, lamentablemente, se han visto vulneradas en las últimas horas», destacó.

Sobre el Autor

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]