Un francotirador ucraniano abate a dos soldados rusos a 2.710 metros de distancia

Un francotirador ucraniano ha abatido a un soldado ruso con el segundo disparo certero más lejano de la historia. El récord sigue estando en manos de un tirador canadiense que acabó con un yihadista en Irak en 2017.

En un vídeo de 24 segundos publicado por Ucrania se ve cómo el francotirador ucraniano, del que no ha trascendido su identidad, sigue a través de la cámara de visión nocturna los movimientos de un soldado ruso tras los árboles. En un momento dado, fija la mira del arma en él, dispara y cae abatido.

En las imágenes se observa a un hombre que se mueve entre los árboles, entonces el tirador centra su mira en él y dispara: tres segundos después, la figura cae abatida en el suelo.

El vídeo se ha viralizado y muchos usuarios han dudado de su veracidad ya que según exponen, la mayoría de los visores térmicos no habrían podido detectar a los soldados rusos a esa distancia.

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]