Reabren los museos de Metro con todas las garantías de seguridad a partir de mañana

Madrid.- Metro de Madrid reabre desde mañana sábado, día 5, sus espacios museísticos con todas las garantías de seguridad, tras el cierre provocado por la crisis sanitaria del coronavirus (COVID-19). De este modo, los madrileños podrán volver a recorrer la exposición de trenes clásicos en Chamartín, la antigua estación de Chamberí, la Nave de Motores y Los Caños del Peral, que abren sus puertas para convertirse en una alternativa cultural y de ocio de cara al puente de la Constitución y las fiestas de Navidad.

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, ha presentado hoy la reapertura en la estación histórica de Chamberí, en la que en los últimos meses se ha aprovechado para realizar obras de conservación.

“Los madrileños van a poder volver a disfrutar de toda la oferta museística de Metro de Madrid. Porque el suburbano es mucho más que un servicio público esencial, también es parte de la historia de Madrid, de su cultura y de su oferta turística”, ha subrayado Garrido.

Para garantizar que las visitas se realizan con todas las condiciones de seguridad por el coronavirus, las personas interesadas deberán solicitar cita previa en la web https://museosmetromadrid.es. Todas las visitas serán guiadas y el aforo estará limitado a una capacidad entre 5 y 10 personas, dependiendo del espacio. Del mismo modo, se van a aplicar medidas preventivas, como el uso obligatorio de mascarilla, y se pondrá disposición de los visitantes gel hidroalcohólico.

Durante este puente de la Constitución, el horario de apertura será de 10.00 a 14.00 horas por la mañana y de 16.00 a 20.00 horas por la tarde, salvo el próximo domingo, día 6 de diciembre, en el que solo abrirán en horario de mañana.

Posteriormente, y coincidiendo con las vacaciones escolares de Navidad, los espacios museísticos de Metro estarán abiertos todos los días, salvo el 24, 25 y 31 de diciembre y el 1, 5 y 6 de enero. Una vez finalizado el periodo vacacional, el horario será el habitual en fines de semana.

La entrada es gratuita salvo en el museo de trenes históricos de Chamartín, ya que es necesario acceder a la estación con un título de transportes válido. Toda la información está disponible en la misma página web en la que se puede solicitar la cita previa.

A lo largo de 2019, un total de 155.166 personas visitaron los espacios museísticos de Metro. Este año, las visitas crecieron más de un 30% en enero y febrero. En el mes de marzo, con declaración del Estado de alarma y ante la situación sanitaria, Metro de Madrid decidió cerrar los museos por precaución.

Patrimonio histórico de Metro y de Madrid

Durante estos meses de cierre por la pandemia, la empresa pública de la Comunidad de Madrid ha aprovechado para acometer obras de conservación necesarias en la estación de Chamberí y poder, así, mantener en perfecto estado este valioso patrimonio histórico. Unos trabajos que han permitido restaurar algunos elementos como la bóveda y zonas del vestíbulo, así como los paneles cerámicos publicitarios, que por las características de la estación necesitan una mayor conservación.

La estación de Chamberí permite a los viajeros volver al Madrid de los años 50 tan solo bajando unos escalones. Diseñada por el arquitecto Antonio Palacios, pertenece a la Línea 1 de Metro inaugurada en 1919. A principios de los 60, la Compañía Metropolitana decidió aumentar la longitud de los trenes y, ante la imposibilidad de alargar esta estación, la clausuró en mayo de 1966. En marzo de 2008, volvió a abrir sus puertas como museo tras una restauración integral.

Otro de los espacios que se reabren al público es el de la Nave de Motores, construida entre 1922 y 1924 y que conserva su aspecto original. En esta impresionante nave están ubicados tres enormes motores diésel y el resto de la maquinaria (alternadores, transformadores, etc.) que en su momento sirvieron para generar y transformar la energía con la que funcionaban los trenes. El edificio destaca por la claridad de su concepción, la atención al detalle y la buena ejecución que caracterizan todo el trabajo Antonio Palacios, uno de los grandes artífices de la imagen de la ciudad de la primera mitad del siglo XX.

Los visitantes también podrán recorrer, en la estación de Chamartín, la exposición inaugurada con motivo del Centenario de Metro que permite contemplar los primeros coches que circularon hace un siglo por la Línea 1. En total, 12 coches restaurados, de entre 1924 y 1965. La exposición también incluye cerca de 100 piezas históricas del suburbano.

El último espacio que se reabre al público se ubica en la estación de Ópera, donde se encuentran Los Caños del Peral, el mayor museo arqueológico bajo tierra de Madrid. Con 200 metros cuadrados de extensión, incluye restos arqueológicos de los siglos XVI y XVII pertenecientes a la Fuente de los Caños del Peral, el Acueducto de Amaniel y la Alcantarilla del Arenal.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]