Casi 2.000 profesionales sanitarios de baja por Covid en Madrid, según CCOO

Madrid.- Un total de 1.928 profesionales del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) están de baja por coronavirus, según los últimos datos facilitados por la Consejería de Sanidad, de fecha 25 de enero, al sindicato CCOO de Madrid que además asegura que la mayoría sigue «sin ser sustituidos».

Encabezan la lista los hospitales La Paz con 170 profesionales de baja, seguido del 12 de Octubre con 163, el Clínico con 144 y el Gregorio Marañón con 133, mientras que en Atención Primaria son casi 400, según las cifras del pasado lunes.

Entre los hospitales, los que menos contagios tienen son el Hospital del Sureste-Arganda con 10 profesionales de baja, de ellos tres médicos y dos enfermeros; además del Hospital de Cruz Roja, el de la Fuenfría y el Instituto de Salud Mental José Germain (Leganés), todos ellos con el mismo número de 13 profesionales de baja por coronavirus.

«En tres semanas, desde que el pasado 11 de enero la Comunidad de Madrid facilitara los primeros registros, el número de profesionales de baja por coronavirus ha crecido en casi 400», indica el sindicato en un comunicado. Esto supone un «incremento de poco más de un 23% y la gran mayoría de los afectados no han sido sustituidos en su correspondiente centro», continúa el sindicato.

CCOO también señala que, además de las cifras facilitadas «existe un infrarregistro de accidentes laborales por COVID-19 en el SERMAS. Es decir que no están contabilizados como accidente de trabajo todos los contagios» por coronavirus.

El sindicato recuerda que a estas bajas se suman «la merma de efectivos desplazados desde las plantillas de los hospitales madrileños hasta el Hospital Isabel Zendal, más de 1.000 entre voluntarios y forzosos», así como los trabajadores que están de baja a causa de otras patologías.

«Ni los primeros, ni los segundos están siendo sustituidos por profesionales de nueva contratación, y solo en algún caso los terceros», continúa el sindicato para quien «la política de recursos humanos que está llevando a cabo la Consejería de Sanidad está tensando, de forma exagerada e inédita en la historia, el volumen de trabajo que soportan las plantillas«.