Diez jugadores bajo el radar a seguir en el Mundial FIBA 2023: Jóvenes, estrellas emergentes y veteranos

diez jugadores bajo el radar a seguir en el mundial fiba 2023: jóvenes, estrellas emergentes y veteranos

Contenido de la entrada

El Mundial FIBA 2023 reunirá a las 32 selecciones más importantes del globo en un torneo exigente y donde no hay margen para el error. Muchas miradas estarán puestas en las estrellas provenientes de la NBA, pero hay una larga lista de jugadores de otras ligas o incluso de la estadounidense que pueden dar mucho que hablar.

Esta es una competición donde empezar con buen pie puede significar el despegue de un jugador.

Por ello es momento de repasar a 10 nombres que pueden rendir a un alto nivel y que, quizás, estén pasando por debajo del radar. De los más jóvenes a los que cuentan con más experiencia y otros que debutan en torneos de este tipo.

Más Todos los equipos y sus listas para el Mundial FIBA 2023

Juan Nuñez, España

FEB Flickr

Un aspecto a seguir de su juego: su evolución en el torneo

La baja de Ricky Rubio y la posible lesión de Alberto Díaz van a dar un protagonismo inesperado a Juan Núñez pese a tener 19 años. El base del Ratiopharm Ulm está llamado a tomar las decisiones importantes con España y ser crucial en el camino al éxito de los de Scariolo.

Su juventud es una virtud y un vicio, pero lo más importante a vigilar es la progresión que demuestre a lo largo del Mundial. Se ha podido comprobar en la preparación que Núñez ha ido mejorando y aprendiendo a una velocidad impropia para su edad. El español corrige sus errores tan pronto como se los señalan aunque su creatividad le haga realizar acciones para las que todavía no está listo. 

Josh Giddey, Australia

Getty Images

Un aspecto a seguir de su juego: su gestión en los partidos 

La inclusión de Josh Giddey en esta lista puede resultar algo sorprendente para el aficionado acostumbrado a verle brillar noche tras noche en Oklahoma City Thunder, pero esta será su primera participación en un gran torneo con Australia. El joven y eléctrico base tiene ante sí un reto mayúsculo.

A sus 20 años debe tomar el testigo de Patty Mills y liderar a una de las grandes aspirantes al oro en este Mundial. Tarea tan compleja como al alcance de su mano, más tras la progresión mostrada en este último curso. Su no inclusión en el equipo olímpico de 2021 ha servido para Giddey como combustible, dejando momentos de gran brillantez en la preparación.

Rokas Jokubaitis, Lituania

Un aspecto a seguir de su juego: su paso adelante como anotador

Las sensibles bajas de Domantas Sabonis, Marius Grigonis o Rokas Giedraitis dejan a Lituania dependiente de lo que pueda hacer Valanciunas, aunque quizá más importante será el paso adelante que debe dar Rokas Jokubaitis.

El joven base del Barça está ante su gran oportunidad de crecer. En esta última campaña ya tuvo un rol más importante que le hizo crecer notablemente. Ahora, en este Mundial está llamado a ser la segunda opción de la selección báltica.

No solo se le va a demandar una dirección impecable, sino también aportar en ataque, tanto en penetraciones como, sobre todo, al triple.

Franz Wagner, Alemania

Un aspecto a seguir de su juego: su capacidad de creación para el resto

En la previa del pasado Eurobasket el nombre de Franz Wagner ya lo destacamos como uno de los nombres jóvenes a no perder de vista y después de su última temporada NBA, el alemán puede llamar incluso más la atención.

El jugador, que pronto cumplirá 22 años, viene realizando una preparación de altísimo nivel, complementando a Schroder e incluso superándole en muchos tramos.

El alero de Orlando Magic podrá seguir explorando esa vertiente creativa de la que ha ido dando detalles durante los dos últimos cursos. Wagner será clave en el complicadísimo grupo que le ha tocado a Alemania, donde se medirán a Australia, Finlandia y Japón.

Nickeil Alexander-Walker, Canadá

Un aspecto a seguir de su juego: su tiro exterior

Un jugador que, en sus cuatro temporadas NBA, apenas ha conseguido tener un rol lo suficientemente consistente como para ser alguien a tener en cuenta. No obstante, Jordi Fernández parece haber encontrado la función adecuada para él en este punto de su trayectoria.

Alexander-Walker viene de registrar su mejor campaña como tirador exterior, conectando el 38,4% de sus lanzamientos en Utah y Minnesota. El problema con el escolta de Toronto es la inconsistencia. Si ante España firmó un 2 de 2 al triple, contra Dominicana se marcó un 1 de 6 desde la larga distancia. Sin grandes habilidades ni físico para finalizar cerca del aro, Alexander-Walker deberá centrarse en los lanzamientos exteriores y esperar que tenga el día.

Bruno Fernando, Angola

(Reo Onishi)

Un aspecto a seguir de su juego: el bloqueo directo

El interior llega a este torneo después de haberse asentado definitivamente en la NBA. Un año de cambios para el angoleño que pueden traducirse en un sólido torneo para él. Fernando regresó con su selección el pasado año tras varios cursos de ausencia, siendo vital en la clasificación de Angola para el Mundial con 11,3 puntos y 6,3 rebotes en los tres duelos que disputó.

Con unas capacidades atléticas sobresalientes y una evolución notable como jugador, Fernando puede reivindicarse en este torneo. En el grupo de Angola competirá contra Italia, República Dominicana y Filipinas, lo cual abre la puerta a que den una sorpresa si el interior da un paso al frente.

LJ Figueroa, República Dominicana

Un aspecto a seguir de su juego: su tiro exterior

Todas las miradas estarán puestas en Karl-Anthony Towns pero el otro jugador de Dominicana al que no perder de vista no es otro que LJ Figueroa. Proveniente del equipo afiliado de los Lakers en la G League, este alero de 25 años viene de completar una temporada muy sólida. 

Figueroa conectó el 43,3% de sus triples en la Fase Regular de la Liga de desarrollo con un volumen de lanzamiento notable y un 39,4% combinado entre la Regular Season y el Showcase. Con habilidades para atacar el aro, el exterior puede ser el complemento perfecto de Towns en su intento de elevar al combinado caribeño.

Wenyen Gabriel, Sudán del sur

Un aspecto a seguir de su juego: sus divisiones al aro

Los Mundiales y torneos FIBA sirven, además de para representar a un país, como escaparate para futuros contratos. Wenyen Gabriel se planta en esta competición sin equipo, después de haber salido por la puerta de atrás de la NBA, pero con el deseo de seguir creciendo en el mundo profesional.

A sus 25 años, este interior abierto puede ser una de las sorpresas de la Copa del Mundo en la intrigante Selección de Sudán del Sur. Rápido, extremadamente físico y con una gran destreza para atacar de fuera adentro, Gabriel puede llevar al equipo africano a registrar una notable participación teniendo en cuenta su grupo: Serbia, China y Puerto Rico.

Tremont Waters, Puerto Rico

Un aspecto a seguir de su juego: su tiro tras bote

Y no nos movemos del Grupo B para seguir con otro de los nombres propios del torneo como es Tremont Waters. El base de Victor Wembanyama en la liga francesa se ha revalorizado como un anotador peligroso desde la larga distancia y un gestor del bloqueo directo al que no dar un metro de espacio.

Elegido en el puesto 51 del Draft de 2019 por los Celtics, el puertorriqueño es un verso libre con un enorme apetito anotador que pondrá en serios aprietos a las defensas rivales. Aunque a veces pueda resultar inconsistente, Waters está en el lugar y momento perfectos para colocar a su país en la segunda fase del Mundial. El base fue el gran artífice de la clasificación de Puerto Rico al Mundial con 17,2 puntos y 6,3 asistencias.

Thomas Walkup, Grecia

Un aspecto a seguir de su juego: su defensa y dirección de juego

Sin Giannis Antetokounmpo ni Tyler Dorsey Grecia tiene ante sí una papeleta compleja. Es por ello que buena parte de las esperanzas helenas pasan por lo que Thomas Walkup pueda hacer. El naturalizado griego es la gran referencia a la que se agarra la Selección griega, pues el jugador de Zalgiris les aporta en dos aspectos vitales como son la creación y distribución de juego y, en segundo lugar, en defensa. 

Su alto IQ a la hora de dirigir el ataque, así como la presión defensiva que ejerce y el timing para los robos hacen de Walkup un nombre interesante en un torneo complicado para Grecia.

 

Sobre el Autor

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]