Las frustraciones de LeBron James con los Lakers parecen ir más allá de la discusión entre Westbrook y Schroder

las frustraciones de lebron james con los lakers parecen ir mas alla de la discusion entre westbrook y schroder

La exasperación de LeBron James fue visible durante y después de la derrota de los Lakers por 133-115 ante LA Clippers, el martes por la noche.

Los Angeles Lakers estaba al borde de otra remontada. Tras sorprender a Portland Trail Blazers el domingo, habían recortado una desventaja de 23 puntos al descanso a una de apenas 10 puntos a mediados del último cuarto del partido del martes contra LA Clippers.

LeBron James estaba que ardía. El público del Crypto.com Arena podía sentir cómo cambiaba la dinámica. Y entonces… llegó una pérdida de balón.

Con la oportunidad de reducir la ventaja de los Clippers a un solo dígito, Russell Westbrook lanzó un mal pase hacia Dennis Schroder. Después de que el alero de los Clippers Paul George desviara el pase, Schroder recuperó el balón, pero lo lanzó directamente a Kawhi Leonard, que aprovechó el contraataque y frenó la remontada de los Lakers.

Eso provocó una racha de 8-0 de los Clippers, poniéndole fin al partido. El entrenador de los Lakers, Darvin Ham, ondeó la bandera blanca en el siguiente tiempo muerto, y la exasperación de James era visible.

Mientras Westbrook y Schroder mantenían una animada conversación sobre lo que había salido mal, se pudo ver a James sentado en el banquillo y mirando al suelo.

Con 46 puntos en la derrota por 133-115, James se convirtió en el primer jugador de la historia de la NBA en anotar 40 o más puntos en un partido contra todos los equipos de la liga. Pero el cuatro veces MVP ha dejado claro que no le interesa hacer grandes números para un equipo malo o mediocre.

Suscríbete a NBA League Pass para ver todos los partidos: Estados Unidos Resto del mundo

Durante su atención a los medios tras el partido, James respondió a las preguntas de forma cortante, pero hubo una en particular que llamó la atención. Esto es lo que sucedió cuando se le preguntó a James sobre los comentarios del GM Rob Pelinka acerca de la estrategia de los Lakers en el final del mercado de traspasos.

Periodista: LeBron, Rob hablaba antes del partido sobre el mercado de traspasos, y decía: «Si hay una oportunidad de llegar hasta las Finales y ganar un campeonato, no hay recurso al que nos aferremos si sentimos que está ahí la posibilidad. Pero, al mismo tiempo, lo totalmente imprudente sería disparar una bala antes y no tenerla después». ¿Qué te parece este análisis y esta filosofía de cara al mercado?

LeBron: ¿Qué te parece? Se lo dijo a ustedes, hablaba con ustedes. No estaba hablando con nosotros. Rob va a hacer su trabajo. Ese es su trabajo. Mi trabajo es estar en la cancha y asegurarme de que mis compañeros en el vestuario estén listos.

Las respuestas de James y su comportamiento general no fueron producto de la derrota ante LA Clippers o de una pérdida de balón fundamental.

Después de que los Lakers terminaran con récord de 33-49 y no clasificaran al Play-In en 2021-2022, James no quiere volver a recorrer ese camino. Su equipo sigue en la lucha, pero los Lakers están cuatro partidos por debajo del 50% de victorias cuando transcurrió más de la mitad de la campaña 2022-2023.

Él no necesitaba decir nada sobre el mercado de traspasos, ya que su juego ha sido lo suficientemente ruidoso. Ahora está promediando 30,2 puntos, 8,5 rebotes y 6,9 asistencias por partido, y en soledad ha anotado más puntos que el resto de los titulares de los Lakers en dos de sus últimos cuatro partidos. No debería tener que ponerse en plan Chris Morris y escribir «traspasen los picks, por favor» en sus zapatos para que Pelinka capte el mensaje.

Hay algo de esperanza en el horizonte. Los Lakers acaban de adquirir a Rui Hachimura en un intercambio con los Wizards, y Anthony Davis está listo para regresar. Quizás sea suficiente para ayudar a los Lakers a llegar a los Playoffs.

Sin embargo, es probable que Los Ángeles necesite más, y eso significa que podría -o, a ojos de James, debería- producirse otro movimiento. De lo contrario, el futuro inmediato puede estar lleno de unas escenas ya familiares: James hablando de un nuevo récord individual tras una derrota.

«En los últimos años, desde que ganamos el campeonato, muchos récords han llegado en las derrotas», dijo James. «Ha sido muy difícil digerir algunos de mis logros porque no soy de los que celebran las derrotas».

Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente a la NBA o a sus organizaciones.

 

Sobre el Autor

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]