El Gobierno blinda a Iberia tras el Brexit y sus rivales comienzan la batalla en Bruselas

Madrid.- El Gobierno ha afirmado que Iberia está cumpliendo la hoja de ruta planteada para el «total sometimiento a la normativa comunitaria en términos de control y propiedad», por lo que no hay actualmente «ninguna preocupación» sobre si podrá seguir volando como aerolínea de la UE.

«La hoja de ruta se va cumpliendo», reconoció la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, este miércoles en la rueda de prensa para valorar el acuerdo comercial y de cooperación suscrito entre la Unión Europea y el Reino Unido, que regirá de manera provisional las relaciones entre ambas partes desde el próximo 1 de enero.

«Todos perdemos, de alguna manera, con el Brexit», admitió Méndez. Sin embargo, según su análisis «hay sectores que pueden sentirse más tranquilos», pues los términos del acuerdo han incorporado garantías cercanas a la situación previa al Brexit. Es el caso de las mercancías en general y, en particular, de los productos químicos y farmacéuticos, de la agricultura, del automóvil y de otros productos integrados en cadenas de valor transnacionales. En todos estos casos se ha logrado «garantizar unas buenas condiciones», según Xiana Méndez. En el caso de los servicios, sin embargo, el acuerdo alcanzado «no es tan ambicioso y es quizá donde más se pierde», afirmó la secretaria de Estado.

Aerolíneas

Tanto Iberia como Vueling, aerolíneas españolas pertenecientes al ‘holding’ IAG, presentaron a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), organismo adscrito al Ministerio de Fomento, sus respectivos planes de contingencia ante un escenario de ‘Brexit’ duro en abril de 2019. Fuentes de la compañía aseguran a Europa Press que ese plan está aceptado por el Gobierno, aunque evitan dar detalles específicos de su contenido.

Por la estructura de la propiedad de IAG, el Ejecutivo comunitario tenía dudas de que Iberia cumpliera tras el Brexit con las exigencias de control y propiedad mayoritariamente española.

En la práctica, ello supone que las aerolíneas que dejen de ser mayoritariamente europeas no podrán operar vuelos dentro de la Unión Europea, como rutas entre Madrid y Barcelona o entre Madrid y Bruselas, pero sí enlaces entre Reino Unido y un destino en la UE.

Sin embargo, tanto el Gobierno como la compañía está cumpliendo la «hoja de ruta» y que podrá seguir operando.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]