«Esta no es mi hija»: misteriosa hepatitis causó estragos en una niña sana a una velocidad impactante

Aparentemente de la nada, el hígado de Baelyn Schwab, de 2 años, se había dañado tanto que ya no podía limpiar el amoníaco de su sangre.

Aparentemente de la nada, el hígado de Baelyn Schwab, de 2 años, se había dañado tanto que ya no podía limpiar el amoníaco de su sangre.

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]