Los carritos de compras abandonados cuestan miles de dólares a los contribuyentes

Los carritos de compras abandonados son un flagelo para los vecindarios, ya que bloquean las intersecciones, las aceras y las paradas de autobús. Ocupan lugares para discapacitados y terminan en arroyos, zanjas y parques. Obstruyen los sistemas municip…

Los carritos de compras abandonados son un flagelo para los vecindarios, ya que bloquean las intersecciones, las aceras y las paradas de autobús. Ocupan lugares para discapacitados y terminan en arroyos, zanjas y parques. Obstruyen los sistemas municipales de drenaje y desechos y causan accidentes.

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]