Los sobrevivientes de ataques terroristas que son acusados de fingir por teóricos de la conspiración

los sobrevivientes de ataques terroristas que son acusados de fingir por teóricos de la conspiración

La corresponsal de desinformación de la BBC revela cómo trolls que creen en teorías conspirativas se ensañan con las víctimas de ataques terroristas, acusándolas de ser actores.

banner cam residencias (creatividad 02) (990x250 px)
Marianna SpringCorresponsal de desinformación y medios sociales de la BBC

8 horas

Conspiracionistas que afirman que ataques terroristas cometidos en Reino Unido fueron escenificados están rastreando a los sobrevivientes en sus hogares y lugares de trabajo para ver si mienten sobre sus lesiones, según descubrió una investigación de la BBC.

Martin Hibbert, quien quedó paralizado de la cintura para abajo cuando él y su hija Eve quedaron atrapados en la explosión del Manchester Arena, en 2017, le dijo a la BBC que está preparando una denuncia por difamación contra un teórico de la conspiración que vive en Gales.

Richard D. Hall ha descrito cómo rastrea físicamente a los sobrevivientes del ataque, en el que murieron 22 personas y más de 100 resultaron heridas, para determinar si fue falso.

Dijo que espió a Eve desde un vehículo estacionado frente a su casa. En un video compartido con sus seguidores en línea, Hall mostró cómo configuró una cámara para filmar a Eve, quien quedó profundamente discapacitada y en silla de ruedas, para ver si de hecho puede caminar.

«Estoy a favor de la libertad de expresión», me dijo Martin Hibbert. «Pero se pasa de la raya cuando dices que soy actor o que no tengo una lesión en la médula espinal o que Eve no está discapacitada, que no está en silla de ruedas».

«No sabes hasta dónde va a llegar para obtener respuestas».

Hall sugiere que aquellos que murieron en el ataque están realmente vivos y residiendo en el extranjero. También promueve teorías de que varios otros ataques terroristas en Reino Unido fueron montados.

Exingeniero y diseñador de sitios web, gana dinero vendiendo libros y DVD que describen sus teorías, además de hablar en eventos y publicar videos en línea.

Sus videos suman millones de visitas y tiene decenas de miles de suscriptores en YouTube.

Cuando confronté a Hall en un puesto de venta que maneja, insistió en que me equivoqué acerca de cómo opera.

Fenómeno más amplio

Durante los últimos cinco meses he estado investigando para el programa BBC Panorama y para un podcast de Radio 4 a los teóricos de la conspiración que tienen como objetivo a los sobrevivientes del terrorismo en Reino Unido.

Mis investigaciones, junto con el testimonio de los afectados, muestran que las teorías y tácticas de conspiración como las implementadas por Hall son propias de un fenómeno más amplio que están experimentando los sobrevivientes y las familias en duelo.

Una víctima del ataque terrorista del puente de Westminster de 2017, que ha sido acosada en internet por trolls conspirativos, le dijo a la BBC que sobrevivir a un ataque terrorista ahora parece conducir inevitablemente a sufrir abusos.

Este tipo de teorías de conspiración, y el abuso que inspiran, se hacen eco de las de Alex Jones, el presentador estadounidense del programa y sitio web conspirativo Infowars, a quien este mes se le ordenó pagar casi US$1.000 millones a las familias de las víctimas del tiroteo en la escuela de Sandy Hook, después de afirmar falsamente que el ataque de 2012 fue un engaño.

El abuso en línea que describe los ataques terroristas como engaños, y a aquellos que resultaron heridos como «actores de crisis», parece estar en aumento desde la pandemia, según los sobrevivientes que hablaron con la BBC.

La mayor parte del abuso se ha perpetrado de forma virtual, pero las personas con las que he hablado dicen que temen por su seguridad porque el abuso también ha comenzado a afectar sus vidas fuera de internet.

Casi una de cada cinco personas en Reino Unido piensa que los sobrevivientes de ataques terroristas no están diciendo la verdad sobre lo que les sucedió, sugiere una nueva investigación de la BBC.

Un tercio dice que la pandemia les ha hecho sospechar más de las explicaciones oficiales de los ataques terroristas en el país.

La encuesta de más de 4.000 personas, ponderada para ser representativa de la población de Reino Unido y realizada a principios de este mes por King’s College London, también sugiere que el 14% cree que el ataque en el Manchester Arena de 2017 probablemente involucró a «actores de crisis» que fingieron estar heridos.

Fuente de la imagen, Getty Images

Una investigación de BBC Monitoring encontró que docenas de videos que promovían afirmaciones falsas sobre el ataque de Manchester, que acumularon más de 300.000 visitas, todavía estaban en YouTube cinco años después del incidente.

Después de que la BBC señalara esto a YouTube, la empresa eliminó el canal de Hall y otro que promocionaba su contenido. «Apuntar a las víctimas y las familias de estos atroces ataques es abominable», dijo un portavoz de la empresa.

«La política de incitación al odio de YouTube describe pautas claras que prohíben el contenido que niega, trivializa o minimiza eventos históricos violentos, y eliminaremos los videos marcados que violen estas pautas».

Persecución

El abogado de Martin Hibbert, Neil Hudgell, quien está preparando un caso por difamación contra Hall, le dijo a la BBC: «Martin llegó al punto de decir basta, es suficiente. Esto debe abordarse y silenciarse de manera legítima».

Las afirmaciones y tácticas de Hall también incluyen:

Entrar en el lugar de trabajo de la superviviente del Manchester Arena Lisa Bridgett, haciéndose pasar por cliente, con el objetivo de grabarla en secreto para descubrir si está mintiendo sobre sus heridas. Visitar las casas de otros sobrevivientes de Manchester para tratar de preguntarles si el ataque fue un engaño. Publicar los nombres y ubicaciones de docenas de sobrevivientes de Manchester y afligidos familiares de víctimas en un video, apelando a sus seguidores para que le envíen cualquier información que tengan sobre ellos.

Martin Hibbert se dio cuenta por primera vez de las tácticas de Hall cuando la policía alertó a la familia sobre acusaciones de que había puesto una cámara fuera de la casa de su hija Eve.

Hall había compartido un video de sí mismo preparando una pequeña cámara atada a una estaca que dijo que usaría para verificar si Eve realmente resultó herida en el atentado del Manchester Arena.

«He afilado la punta en el extremo para poder clavarla en el suelo para vigilar a nuestros sujetos», dijo a sus espectadores, sosteniendo una cámara unida a un palo con follaje falso envuelto alrededor.

Eve, quien ahora tiene 20 años, quedó gravemente discapacitada después del atentado. Padeció una lesión cerebral grave y perdió el uso de su brazo y pierna izquierdos.

Más tarde, Hall afirmó en internet que Eve salió de la casa en una silla de ruedas, pero agregó: «No hay evidencia» de que la lesión fuera resultado del ataque.

También documentó su intento de demostrar que Lisa Bridgett, quien perdió un dedo en el ataque, tampoco resultó herida, al llevar una cámara oculta al astillero donde trabaja.

Bridgett me dijo: «Esto te hace sentir muy consciente de tu propia seguridad, porque simplemente no sabes quién está afuera y quién podría estar al acecho en un jardín o parado en una esquina con una cámara oculta encendida».

Los mensajes vistos por la BBC muestran cómo el abuso en línea, citando conspiraciones que promueven Hall y otros, también se ha enviado a los familiares de los muertos en el atentado en el Manchester Arena, así como a los sobrevivientes de otros ataques terroristas en Reino Unido.

Ha habido intentos de trolls en internet de identificar dónde viven y trabajan los sobrevivientes del terrorismo.

Hall solicita donaciones en su sitio web y promueve una tienda en línea donde vende productos con su marca. También tiene un puesto en un mercado donde vende su libro y DVD sobre el ataque al Manchester Arena, junto con otros libros y DVD que promueven teorías de conspiración.

Visité el puesto para hacerle preguntas después de varios intentos de obtener respuestas a las preguntas de los sobrevivientes. Me dijo que no quería hablar conmigo sobre la «evidencia» que dice que tiene para respaldar sus afirmaciones y que no confía en la BBC.

Le pregunté cómo se siente al sacar provecho del peor día de la vida de estos sobrevivientes.

«Si lees mi libro, todas las respuestas están ahí», respondió. Cuando le dije que no hay evidencias en su libro, me dijo que estaba equivocada.

Se negó a responder preguntas sobre si realmente cree que se organizaron ataques terroristas en Reino Unido y si comprende el daño que sus teorías y tácticas de conspiración causan a los sobrevivientes de estos ataques.

Después de mi visita, volví a escribir a Hall, pero no respondió. Desde entonces, agregó una serie de descargos de responsabilidad en su sitio web diciendo que no «aboga por que los visitantes de este sitio web se pongan en contacto con presuntas víctimas de ataques terroristas, ya sea en línea o en persona».

También ha publicado un nuevo video, en el que niega haber puesto una cámara fuera de la casa de Eve Hibbert, pero admite haber dejado «una cámara rodando» en su furgoneta que estaba «estacionada en un lugar público».

Dice que ha realizado «indagaciones educadas puerta a puerta con el fin de reunir pruebas, que es una actividad perfectamente legítima cuando se investiga», y que su llamado a obtener información del público no lo hace «responsable de los mensajes de odio enviados por la gente».

Pero se mantuvo firme en su «opinión [de que] no se han presentado pruebas satisfactorias al público que demuestren que el incidente en el estadio de Manchester no fue un montaje».

Posteriormente a la publicación de este artículo, Hall eliminó varios videos de su sitio web. Un comentario agregado a su página de inicio señala: «En respuesta a la reciente cobertura de los medios, si alguna persona está molesta por lo que ha visto, Richard D Hall se disculpa por cualquier molestia causada».

Teorías que «venden»

Para tratar de averiguar más sobre Hall y lo que motiva a las personas que impulsan estas teorías de conspiración, hablé con un colaborador que en el pasado solía aparecer en los videos de Hall y sabe cómo funciona esta industria de la conspiración.

Neil Sanders me dijo que no comparte las opiniones de Hall sobre el ataque al Manchester Arena. Él cree que son los fanáticos los que dan forma a la trayectoria de un teórico de la conspiración como Hall, quien solía centrarse en teorías sobre ovnis antes de comenzar a impulsar afirmaciones sobre el «terror fabricado».

De hecho, Sanders dijo que está seguro de que cuando él y Hall discutieron sobre las teorías de conspiración que surgieron después del tiroteo en la escuela de Sandy Hook, Hall las descartó como una tontería.

Pero dijo que cuanto más se ha enredado Hall en este mundo, más parece haber comprado estas conspiraciones.

Son las teorías más sensacionalistas las que «venden», explicó Sanders, y agregó que las charlas de Hall en pubs y otros lugares en todo Reino Unido en los últimos años han estado llenas.

Sanders dice que no apoya las teorías de conspiración de que se montaron ataques terroristas en Reino Unido.

La investigación del King’s College sugiere que cuatro de cada cinco personas reconocen que se han producido ataques terroristas graves en Reino Unido.

Pero cuando se les preguntó específicamente sobre los atentados de Manchester y los del 7 de julio de 2005 en Londres, una minoría significativa -una de cada siete personas encuestadas-, tiene dudas sobre si esos ataques ocurrieron.

Y más de uno de cada 10 de los encuestados piensa que el ataque en el Manchester Arena fue un engaño.

«Esto no solo aleja a las personas de la sociedad en general. Para esa pequeña minoría que se ve realmente atrapada en conspiraciones, puede afectar su comportamiento», explicó el profesor Bobby Duffy, quien dirigió la investigación.

Duffy temía que aquellos que creen en estas teorías sean más propensos a atacar a los sobrevivientes.

Fuente de la imagen, Getty Images

La investigación distingue entre aquellos que creen que los ataques terroristas, como el del Manchester Arena, fueron un engaño, y aquellos que no están seguros de la verdad de estos ataques.

El profesor Duffy describe cómo la ansiedad, la incertidumbre y los hábitos en las redes sociales pueden hacer que alguien simplemente cuestione los eventos y llegue a creencias más extremas.

Del 14% de los encuestados que creen que hubo «actores de crisis» en el ataque del Manchester Arena, poco menos de la mitad dice que considera a la aplicación de mensajería Telegram como una fuente clave de información sobre noticias y eventos.

También tenían más probabilidades de tener menos de 24 años y no haber votado en las últimas elecciones.

La investigación sugiere que la pandemia ha creado una «puerta de entrada» para estas conspiraciones, con un tercio de las personas encuestadas diciendo que les ha hecho sospechar más de las explicaciones oficiales de los ataques terroristas.

El profesor Duffy dijo que es probable que el clima económico actual exacerbe esta tendencia.

Desconfianza

Una de las que admite involucrarse con tales teorías de conspiración en línea es Alice, quien dijo que perdió la fe en el gobierno durante la pandemia.

Afirmó que le costó el encierro y ahora está luchando con la crisis del costo de vida. Las redes sociales son el lugar principal al que recurre para obtener actualizaciones e información.

La trabajadora de la salud mental había dicho en internet que estaba ansiosa por visitar el puesto de Hall.

Me dijo que no le gustaría que se compruebe que el atentado en el Manchester Arena fuera un engaño, pero realmente le asusta que pueda serlo, y ya no está segura de qué es cierto:

«La gente ya no se siente segura porque no tiene a nadie a quien acudir que nos diga la verdad. Eso da bastante miedo, en realidad».

Cuando le conté que entrevisté a sobrevivientes que resultaron heridos en los ataques y cómo se sintieron profundamente heridos por las afirmaciones falsas de Hall, pareció realmente sorprendida.

Alicia dice que nunca ha atacado a alguien en internet basada en este tipo de teorías conspirativas. Pero hay muchos que sí lo han hecho.

Travis Frain fue acosado por conspiradores en internet después de ser filmado justo después de ser atropellado por un automóvil durante el ataque terrorista del puente de Westminster en 2017.

Las imágenes de teléfonos móviles de él parado en el puente después de romperse la pierna (con la adrenalina retrasando el dolor) inspiraron una ola de abusos en línea.

Recibió el primer mensaje en el hospital al día siguiente. «Sabemos que el ataque fue un montaje. Espero que te cuelguen», decía.

En los meses posteriores al ataque, Frain denunció videos y publicaciones en sitios de redes sociales usando sus herramientas para reportar abusos, pero dijo que no pasó nada hasta que su abogado les escribió.

Luego, YouTube eliminó varios videos que promovían la teoría de que él era un «actor de crisis», pero dijo que solo ha tenido diversos grados de éxito con las otras redes sociales.

Frain denunció el abuso a la Policía Metropolitana. Nadie ha sido acusado. Dijo que se sentía «impotente» porque la gente no se da cuenta de la frecuencia con la que los sobrevivientes del terror son perseguidos en internet.

Es por esa razón que estos sobrevivientes han decidido hablar, y que algunos están buscando que los tribunales obliguen al mundo de la conspiración a rendir cuentas.

Este artículo se actualizó para reflejar el hecho de que Richard D. Hall actualizó su sitio web después de nuestra publicación inicial.

Puedes escuchar el podcast «Trolls del desastre» de Radio 4 (en inglés) en BBC Sounds.

Fuente de la imagen, Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

 

Sobre el Autor

banner cam residencias (creatividad 03) (990x250 px)
banner cam residencias (creatividad 03) (990x250 px)
banner cam residencias (creatividad 01) (990x250 px)
banner cam residencias (creatividad 03) (990x250 px)

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]