La debacle económica de Birmania entre las sanciones y el boicot

Naipyidó, Birmania.- Un año después del golpe militar en Birmania (Myanmar), el país se encuentra sumido en una profunda crisis con un aumento de la pobreza, la salida incesante de empresas como Total y Chevron y un régimen aislado en medio del boicot y las sanciones económicas.

La covid-19 también ha contribuido al empeoramiento de la economía, que cayó un 18 por ciento en el año fiscal hasta el pasado septiembre, mientras se intensifica el conflicto armado y la crisis humanitaria desde el golpe liderado por el general Min Aung Hlaing el 1 de febrero de 2021.

Sitios de interés si viajas a Birmania (Myanmar)

Está situada a unos 30 km del mar, en la fértil zona del delta del sur de Myanmar, a las orillas del río Yangon. Al caer la noche, sus amplios bulevares cobran vida con miles de puestos donde se vende todo tipo de comida de aspecto delicioso y pilas de enormes cigarros puros.

Si uno se olvida del estado de deterioro de la antigua arquitectura colonial del centro de la ciudad, se podría afirmar que Yangon es una de las ciudades más encantadoras de Asia. No debemos de perdernos la pagoda de Shwedagon, el Buda reclinado en la pagoda Chaukhtatgyi y los tranquilos lagos Kandawgyi e Inya Esta desconcertante ciudad abandonada, llena de fabulosas pagodas y templos, a las orillas del Irawadi, es una de las maravillas de Asia. El período de esplendor de Bagán se prolongó desde el siglo XI hasta el siglo XIII, y durante ese tiempo se construyó un gran número de magníficos edificios. La ciudad fue saqueada por Kublai Khan en 1287, y nunca fue reconstruida.

De los casi cinco mil templos, los más interesantes son Ananda, Thatbyinnyu y Gawdawpalin. Este centro cultural, de gran extensión, es la ciudad más birmana de Myanmar. Entre los lugares más notables de Mandalay se cuentan Shwenandaw Kyaung, el único edificio que queda de lo que fue una vez un suntuoso palacio rodeado por un foso; la colina de Mandalay con sus escaleras en espiral, sus templos y sus vistas panorámicas, y la antigua estatua de Rakhine Buda, en la pagoda de Mahamuni. Otra de las atracciones de Mandalay son los bulliciosos mercados con productos y objetos de artesanía de todo el Alto Myanmar. En las cercanías hay cuatro ciudades imperiales desiertas: Amarapura, Sagaing, Ava y Mingún.

Entre Bagan y Mandalay, sobre una solitaria colina llamada Monte Popa se encuentra el Templo al que accederemos tras una subida de 777 escalones para admirar las hermosas vistas de la pequeña ciudad. Este lago es un mundo en sí mismo. Los «inthas» se han adaptado a vivir en este medio y aquí encontramos mercados flotantes, templos, pagodas, comercios y mercadillos, sin olvidar la peculiar forma de remar empujando el remo con una pierna.

Una suave atmosfera se respira desde las largas canoas que nos transportan a través de sus aguas.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]