Localizados los restos de la osa y de sus dos oseznos despeñados en Palencia

Madrid.- Resumen de toda la actualidad en NOTICIERO MADRID las 24 horas del día.

Un equipo de la Junta de Castilla y León ha localizado en la comarca de la Montaña Palentina, dentro de una sima vertical de treinta y tres metros de profundidad, los restos de la osa despeñada el pasado mes de junio tras una pelea con un macho y de sus dos oseznos.

Los especialistas descendieron este pasado viernes al interior de la sima donde había sido localizada la osa despeñada con uno de sus oseznos, ha informado este sábado la Junta de Castilla y León.

En el interior de la cueva hallaron los restos de la osa despeñada junto con dos oseznos, el que estaba con la madre y otro que había desaparecido días antes de la pelea.

Encontrada con vida la osa herida tras una pelea y una fuerte caída en la Montaña Palentina

Los restos de estos ejemplares han sido trasladados al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Burgos, donde en los próximos días se realizarán las necropsias correspondientes, así como la recogida de material genético para su análisis en laboratorio para confirmar el parentesco de los oseznos.

El pasado 5 de junio una hembra y un macho se despeñaron por un cortado de la Montaña Palentina tras una pelea en la que la hembra intentaba defender a su cría del ataque del macho.

La pelea fue grabada por unos aficionados que difundieron el vídeo con unas imágenes que se hicieron virales.

Inmediatamente la Junta desplegó un operativo compuesto por personal técnico, veterinarios, agentes medioambientales, celadores de medioambiente y personal de las Patrullas Oso de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León, con la colaboración de la Guardia Civil y la Fundación Oso pardo.

Durante las primeras horas del 6 de junio se localizó el cadáver del macho, un animal de 217 kilos, cerca del lugar de la caída.

En los días siguientes se pudo confirmar que tanto la osa como el osezno se encontraban con vida en el interior de la cueva, a una distancia horizontal de unos quince metros de la entrada de la osera.

Al observar la osa y el osezno con vida se aportó comida y agua en la cueva para ayudar en la recuperación de los ejemplares con la mínima intervención.

El operativo de la Junta de Castilla y León ha realizado durante estas semanas una vigilancia continuada mediante observación a distancia de la cavidad, y ha mantenido monitorizada la osera con cámaras de fototrampeo y de vigilancia en tiempo real porque había otra osa refugiada con su osezno en la misma cavidad.

Sobre el Autor

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]