Descubiertas unas pinturas medievales en la ermita del Santa María La Antigua de Carabanchel

Madrid.- La ermita de Santa María la Antigua, también conocida como ermita de Nuestra Señora de la Antigua o ermita del Cementerio de Carabanchel, es un templo católico situado en el distrito Carabanchel. Su origen se remonta al siglo XIII y está construida en estilo románico-mudéjar. Un edificio que está protegido como Bien de Interés Cultural desde 1981.

Esta pequeña ermita cobra aún más importancia al haberse hallado, en la restauración del bajo coro, una serie de pinturas medievales que especialistas de la Dirección de Patrimonio ha conseguido restaurar. Los elementos ornamentales se concentran preferentemente en el interior, donde aparecen restos pictóricos de la Edad Media. Destaca la estructura de madera ubicada junto al muro de poniente, con pinturas sobre la vida de San Isidro, así como diferentes motivos geométricos, en los que dominan los colores rojo y negro. También se conserva una pintura al temple con el escudo del Reino de Castilla. En 2020, durante una restauración, aparecieron también pinturas sobre sobre la vida de María Magdalena, datadas en el siglo XV. Toda la obra de carpintería conservada es la original medieval.

Es una sucesión de escenas que recorre las vigas que sostienen en coro de Santa María la Antigua, con imágenes de San Sebastián, la Virgen y, cómo no, San Isidro arando los campos junto a un buey.

Ha sido un trabajo minucioso que próximamente tendrá una inauguración oficial. Junto a esta joya de la pintura medieval, en el interior del templo, también se puede contemplar un retablo de siglo XVII que recoge parte de la iconografía del las pinturas del XV.

La  ermita de Santa María La Antigua permanecerá abierta los sábados de 10 de la mañana hasta 13.00 horas para poder ser visitada, excepto entre las 11.00 y las 11.30 horas por la celebración de la misa.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]