Comerciantes del Rastro esperan que el Ayuntamiento cambie el dispositivo

Madrid.- Comerciantes del Rastro han señalado que el Consistorio «incumplió los acuerdos pactados» sobre las condiciones de reapertura y confían en que se solventen «los graves errores del dispositivo anterior».

Según ha informado la asociación de comerciantes en un comunicado, hace una semana «no se respetó el eje continuado de doble dirección» desde la calle San Millán hasta Ronda de Toledo, el cual era «la base de los acuerdos con el Ayuntamiento» porque es el «articulador de todo el espacio histórico».

«Observamos que se aplicaron criterios que nadie entendía. Además de que no había señalización de entradas y salida, ni cartelería indicando los recorridos. Todo ello implicó situar a vendedores y visitantes en un laberinto sin lógica alguna que llevó a la indignación y desesperación», han apuntado.

«Grandes rodeos»

Asimismo han lamentado que se invirtieran de forma unilateral las funciones de algunos de los accesos de salida por entrada, y viceversa, así como que calles que servían de enlace entre zonas fuesen cerradas, obligando a los visitantes a realizar «grandes rodeos».

Por estos motivos han elaborado un informe de los sucedido, apoyado en documentos gráficos, y lo han registrado a la atención del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida; la delegada de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz, así como del concejal-presidente de distrito Centro, José Fernández, con el fin de que «se corrijan todas estas cuestiones a la mayor brevedad posible».

Nuevas exigencias

Por estos motivos, los comerciantes han exigido que se respete el acuerdo de reapertura del Rastro y que el eje articulador y continuado se establezca en doble dirección con entradas por la calle San Millán, Embajadores, Ronda de Toledo y Maldonadas, y con salida por Ruda, Juanelo, San Cayetano, Fray Ceferino González, Rodas, Mira el Sol y Casino.

También han reclamado que el control del aforo se realice según los punto de acceso, tal y como se acordó, y que no se divida la zona de la calzada de una calle para el control del mismo ya que conlleva «daños a los vendedores».

En la misma línea, los comerciantes han pedido que se respeten las calles que son de entrada y salida, que los accesos se mantengan abiertos y que se instale alguna señalización que indique el recorrido a seguir.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]