Un grupo de jóvenes hacen botellón infringiendo varias norma

San Sebastián de los Reyes.- Una patrulla de la policía en pleno Estado de Alarma detecta sobre todo fiestas en domicilios o reuniones de personas no convivientes, además del consumo de alcohol en la vía pública.

La policía loca de Sanse le cuenta a un equipo de reporteros de Telemadrid que, por lo general, la gente suele cumplir a rajatabla las limitaciones de circulación por la vía pública pasado el toque de queda, pero alguna que otra vez, sobre todo durante los fines de semana, se incumplen las normas.

"A lo largo de la noche, recibimos un aviso de unos vecinos de la zona que denuncian un botellón en un parque. Este grupo iba con perros y declaraban que simplemente habían salido para sacarles a pasear pasado el toque de queda porque el dueño de los canes trabaja en hostelería y no pudo hacerlo en otro momento".

La noche del viernes también sucedieron aglomeraciones sin control con decenas de jóvenes de fiestas en la calle Espoz y Mina, al pie de la Puerta del Sol. Sin mascarilla, sin distancias de seguridad. Todo esto ha quedado plasmado en un vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales, con multitud de comentarios denunciando lo ocurrido y la permisividad mantenida por la Policía Municipal de Madrid.

Ya el fin de semana pasado los vecinos de la calle Julián Romea, ubicada en Chamberí, que llevan mucho tiempo denunciando peleas y aglomeraciones a las puertas de una conocida discoteca. Aseguraban que esta situación cada fin de semana va a más y ellos lo están pasando realmente mal.

La Policía Municipal de Villaverde en un control de alcohol y drogas, incluso pasado el toque de queda, conductores dan positivo. Una vez más, este fin de semana, estos hechos se repiten.

¿Qué controles se están llevando a cabo durante esta Semana Santa?

Aunque este año tampoco haya procesiones, el hecho de que la Comunidad de Madrid esté perimetrada ha obligado al Área de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de la capital a planear un dispositivo especial para evitar aglomeraciones en el centro, en los parques y en los lugares de culto más señalados. Cada jornada habrá desplegados en los puntos clave entre 150 y 220 agentes de la Policía Municipal, apoyados con la unidad de drones para controlar desde el aire la situación.

El plan de referencia será el que ya se puso en marcha en Navidad, en el que se plantean, si se diera la circunstancia, activar el recorrido en sentido único en la calle de Preciados y Carmen. En este caso, se informará sobre ello en las pantallas que se colocarán en los accesos de la Puerta del Sol y de la plaza del Callao.

Para controlar el acceso del tráfico a la zona Centro y a grandes zonas verdes abiertas como El Retiro, Casa de Campo o Madrid Río, la Policía Municipal complementará las labores con los drones. Este dispositivo, según ha explicado la delegada de Seguridad, Inmaculada Sanz, es susceptible de "ser modificado" según las necesidades que se vayan detectando durante los días de Semana Santa más concurridos que se darán a partir de este sábado y los días 1 y 2 de abril.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]