José Manuel Franco: “Lo que no puede ser ni se puede admitir es que la Cañada Real sea utilizada como arma arrojadiza»

Madrid.- José Manuel Franco se ha reunido en la sede de la Delegación del Gobierno con representantes de la Asociación Barró, Accem, la Asociación El Fanal, Caritas Madrid, la Fundación Salud y Comunidad, la Fundación Secretariado Gitano, la Parroquia Santo Domingo de la Calzada y VOCES. 

José Manuel Franco ha señalado que “la Delegación del Gobierno va a intentar buscar soluciones a la crisis humanitaria que se está produciendo ahora mismo en la Cañada Real, dentro de las competencias que tiene la Delegación del Gobierno que se refieren básicamente a asuntos que tienen que ver con el orden público”. 

El delegado del Gobierno en Madrid ha recordado que en el Pacto Regional por la Cañada Real 2017 se llegó a la conclusión de que se trataba de un problema de carácter social, de integrar a las personas que se encontraban en una situación de vulnerabilidad, de exclusión social y para que esto sea posible las Administraciones competentes tienen la obligación de actuar en materias como pueden ser actuaciones urbanísticas, actuaciones de integración social y trabajo social, de ayuda a los colectivos desfavorecidos, expropiaciones, indemnizaciones, mantenimiento de instalaciones”.

En este sentido, José Manuel Franco ha insistido que son actuaciones “que van más allá de una mera actuación policial” y ha señalado que, en lo que va de año, se han llevado a cabo más de 20 operaciones de la Policía Nacional contra el cultivo de marihuana en la Cañada Real. 

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, ha manifestado que “la Delegación del Gobierno lo que hace es asumir sus responsabilidades y reunirse y escuchar a todas las partes implicadas, pero no olvidemos que es un asunto con la suficiente complejidad que, o bien se aborda entre todos y desde la máxima lealtad institucional o es un asunto de muy difícil solución”.

“Ojalá tuviéramos nosotros la solución a los problemas de la Cañada Real. Lo que no puede ser ni se puede admitir es que este asunto sea utilizado como arma arrojadiza de unas instituciones a otras. Nosotros no lo vamos a hacer y vamos a intentar buscar soluciones”, ha concluido el delegado del Gobierno.

 

 

 

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]