La triste despedida de Phil Collins de los escenarios

Madrid.- Siga toda la actualidad en noticieromadrid.es las 24 horas del día.

Cuando Phil Collins anunció el final de su carrera en los escenarios el pasado 26 de marzo, tras el cierre de la gira que desde septiembre realizaba la agrupación Genesis, la preocupación de quienes lo vieron durante ese periplo musical iba más allá de su valor artístico. Al músico de 71 años se le vio siempre dentro de un triste, débil y precario estado de salud. Tras muchos años de dolencias físicas que se iniciaron ya hace más de dos décadas, es evidente que la carrera para el prestigioso baterista y cantante ha llegado a su fin.

Para resumir desde el principio, Phil Collins es uno de los artistas más grandes y exitosos de su generación. Ninguno como él mantuvo en paralelo un nivel muy alto de éxito tanto como solista, como vocalista y baterista de su agrupación Genesis. Su impresionante suceso, lo llevo a tener como solista 13 éxitos consecutivos en el top 10 de los listados norteamericanos entre 1984 y 1990. Ganó ocho premios Grammy, tres Americanos de la Música, seis Británicos de la Música, cuatro Billboard de la Música, un Óscar de la Academia y dos Globo de Oro. Con más de 150 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, 34,5 millones de ellos solo en EE. UU. , es uno de los 30 artistas más vendedores en la historia de la música.

Desde niño Phil Collins estuvo ligado al mundo del entretenimiento. Nacido en Chiswick, Londres, en enero de 1951, empezó como actor a los 6 años de edad como parte de la obra Humptey Dumpy. A los 14 trabajo en la puesta en escena Oliver, y entre varios roles como actor, fue extra en la película A Hard Day’s Night, de los Beatles, en 1964. Su primera experiencia musical fue como integrante de Flaming Youth.

Como reemplazo de John Mayhew, y siendo su cuarto baterista, Collins ingresó al grupo de rock progresivo Genesis en 1970. Cinco años después, cuando el vocalista Peter Gabriel se marchó de la misma, Collins asumió ese rol, mientras que de manera simultánea, entre 1976 y 1977, se desempeñó como baterista de un proyecto de jazz-rock llamado Brand X.

Collins se convirtió en una fuerte influencia en el sonido de Genesis, pero antes, y tras el disco Duke (1980), se aventuró en una carrera como solista. Motivado por la separación de su primera esposa, la actriz Andrea Bertorelli, encontró inspiración para la temática de Face Value, uno de los álbumes más exitosos de la primera mitad de los años 80 en Inglaterra, en el que plasmó una propuesta original de fusión de rock y pop, y del que se destacó el muy original tema In The Air Tonight.

La influencia inminente

Pero entonces lo de Collins era su agrupación Genesis, que en 1982 publicó Abacab, una grabación con varios temas aún más cercanos a su estilo. En ese mismo año fue productor para el tercer disco solista de la ex-cantante del grupo ABBA Frida, y baterista de sesión para el álbum debut del cantante de Led Zeppelin, Robert Plant. Además, publicó su segundo álbum, Hello, I Must Be Going!, que plasmó lo que era su estilo musical: conjugación de baladas emotivas y piezas rítmicas de gran factura, con la sección de vientos del grupo Earth Wind & Fire, bajo el nombre de Phenix Horns. A pesar de no tener el éxito de su anterior disco, el álbum le dejó un número uno en Inglaterra con la versión del clásico de las Supremes You Can’t Hurry Love.

Pero Genesis volvió a ser el foco. Con el álbum autotitulado Genesis (1983), la banda entró en una dinámica comercial que hacía olvidar sus años de insignia del rock progresivo. Su figuración en las listas de éxitos hizo evidente ese cambio, con una influencia cada vez más notable del estilo Collins. Pero en 1984, él se consolidó como figura de primer orden con el éxito mundial de su balada Against All Odds, que aportó a la película del mismo nombre y con la que ganó su primer premio Grammy, y luego con su colaboración con el vocalista Philip Bailey para el rítmico y también suceso, Easy Lover.

Phil Collins se convirtió en megaestrella de la música gracias a su tercer álbum, No Jacket Required, publicado en enero de 1985. Número uno en casi todos los mercados discográficos del mundo, fue responsable de grandes éxitos en las listas, entre ellos los números uno de Sussudio y One More Night en Estados Unidos. Le representó tres premios Grammy, incluido el de álbum del año, y se estima que en la actualidad y a nivel mundial ha vendido más de 25 millones de copias.

(Además: Esto es lo que dice sobre usted el tipo de música que escucha).

Musicalmente, este álbum marcó una fuerte influencia en la relevancia que adquirió desde entonces la presencia primaria de la batería en la música pop.
En ese mismo año, un dueto con Marylin Martin, de la banda sonora de la película White Nights, le valió un nuevo número uno. Y mientras No Jacket Required y sus canciones aún eran impacto en el mundo entero, Phil Collins regresó al estudio de grabación con sus compañeros de Genesis para el álbum Invisible Touch. Su influencia volvió a ser tan evidente que un crítico dijo que este era un disco de Phil Collins disfrazado bajo el nombre de Genesis.

Publicado en 1986, se convirtió en el más exitoso de la banda, hoy día con ventas estimadas de 15 millones de copias en el mundo, puso sus cinco sencillos en el top 5 de las listas en Estados Unidos, y entre ellos su único número uno con el tema titular.

Éxito y crisis matrimoniales

Collins consiguió dos número uno más en Norteamérica en 1988, ambos como parte de la banda sonora del filme Buster, y que en el caso de Two Hearts le dio el premio Grammy como mejor canción original de película. A finales de 1989 el turno fue para …But Seriously, su cuarto álbum en solitario, que ha vendido unos 15 millones de copias, una grabación de novedosa factura, con ciertos matices de jazz y canciones menos mecanizadas que las del disco anterior. Otro gran suceso. Primer lugar en listas de ventas en casi todo el mundo. Sus cuatro sencillos fueron top 5 en Norteamérica, entre ellos Another Day In Paradise, su último número uno y la canción más exitosa de su carrera, por la que también recibió el Grammy, ahora en la categoría de grabación del año.

Aunque sus compañeros de Genesis, el guitarrista Mike Rutherford y el teclista Tony Banks, tenían claro que Collins estaba dispuesto a abandonar la banda, este hizo un álbum más con ellos. De nuevo con su influencia musical hicieron We Can’t Dance, que salió en octubre de 1991, fue el último del grupo con su presencia y el quinto consecutivo para el grupo en ser número uno en Inglaterra.

Con más de 150 millones de álbumes vendidos en todo el mundo, 34,5 millones de ellos solo en EE. UU. , es uno de los 30 artistas más vendedores en la historia de la música

La crisis matrimonial con su segunda esposa, Jill Tavelman, aunque la relación solo terminó en 1996, fue el motivo central de su nuevo álbum, Both Sides, publicado en 1993, en el que él interpreta todos los instrumentos, y con canciones más personales, de tono denso y experimental.

Aunque fue número uno en Inglaterra y varios países de Europa, y llegó a ser disco de platino, marcó un momento de declive comercial para Phil Collins.

Luego conformó la Phil Collins Big Band, en un formato orquestal en el que solo tocaba la batería para interpretar sus grandes éxitos. Presente en varios festivales de jazz en Europa, incluido el de Montreux, tuvo la conducción del gran Quincy Jones y la presencia vocal líder del famoso crooner Tony Bennet y de la que resultó dos años después el álbum A Hot Night in Paris. Para Dance Into the Light, su sexto álbum, publicado en octubre de 1996, el músico entró en otra dimensión. Canciones alegres, con algunas exploraciones en polirritmias africanas, alguna balada, influenciado por su nueva relación afectiva, ahora con la diseñadora suiza Orianne Cevey, el escape a su reciente divorcio y la apertura definitiva de Genesis.

El álbum recibió críticas negativas y sus ventas resultaron irrisorias, aunque la gira de conciertos que acompañó su lanzamiento fue una de las más taquilleras durante 1997.

(Lea también: Andy Cherniavsky, la gran fotógrafa del rock argentino de los años 80
).

Salud en debacle

Contratado por Disney para trabajar en la música de su película animada Tarzán, estrenada en 1999, Collins volvió al éxito con el tema You’ll Be In My Heart, que estuvo la sorprendente cifra de 19 semanas en el número uno de las listas de Adulto Contemporáneo en Estados Unidos y le valió los premios Óscar de la Academia y el Globo de Oro en el año 2000, como mejor canción original de una película.

 Collins había entrado en una condición de salud que con los años se hizo crítica. Empezó con la pérdida de la audición en el oído izquierdo. En 2007 se dislocó una vértebra del cuello

Testify, publicado en noviembre de 2002, fue el último disco de estudio de canciones originales de Phil Collins. Caracterizado por el empleo de baterías computarizadas, y temáticamente inspirado en su esposa e hijos, fue un absoluto fracaso comercial. Como dijo el crítico Stephen Thomas Erlewine: “Es un álbum en que se lo puede sentir un poco apático, como si no estuviera seguro”. Un año más tarde se publicó la banda sonora de Brother Bear, su último aporte a las películas de Disney.

Ya desde el 2000, Collins había entrado en una condición de salud que con los años se hizo crítica. Empezó con la pérdida de la audición en el oído izquierdo, aunque la recuperó en gran parte.

En 2007 se dislocó una vértebra del cuello, lo que le causó un daño en los nervios de las manos, por lo que no pudo volver a tocar la batería. Tras el lanzamiento de su último álbum, Going Back, en septiembre de 2010, con versiones de clásicos del sello Motown de los años sesenta y en el que incluso empleó a músicos que habían participado en las grabaciones originales, anunció seis meses después su retiro del mundo de la música para dedicarse a su familia, aclarando que no tenía que ver con las especulaciones que se hacían de que él ya estaba fuera de tono con el mundo musical que se vivía en esa época.

Orianne y Collins se separaron en 2008, tras nueve años de matrimonio (aunque volvieron a unirse entre 2016 y 2019). Vino entonces un tiempo oscuro para el músico. Primero, problemas con el alcohol. En 2012, estos llegaron a un punto crítico cuando estuvo al borde de la muerte a consecuencia de una pancreatitis aguda. En 2015 debió someterse a una cirugía en la espalda, y tras la convalecencia tuvo en adelante que depender de un bastón para caminar, a lo que se sumó la fractura del hueso de un pie.
A comienzos de 2016 reeditó sus álbumes cambiando sus portadas, manteniendo el mismo diseño, pero con las fotos de su rostro ya envejecido. En marzo de ese año regresó a los escenarios para un concierto benéfico en Miami, y publicó su autobiografía, Not Dead Yet: The Memoir.

Al año siguiente reveló que sufría de diabetes tipo 2 y que por ello tenía abscesos en el pie que le causaban infecciones. Ese año, de regreso a los escenarios, sus problemas de espalda y cadera lo obligaban a cantar sentado o apoyado de pie al piano. Pero en junio sufrió un nuevo percance al resbalar en el baño del hotel donde se hospedaba, y sufrió un corte en la cabeza y una lesión leve en los ojos. Poco después, en un concierto en Charlotte, Carolina del Norte, perdió el equilibrio sentado en su silla y cayó de espaldas.

Phil Collins se reunió con sus compañeros de Genesis para realizar The Last Domino? Tour, que tras 13 años separados, los volvió a ver en 47 conciertos realizados en Europa y Estados Unidos entre el 20 de septiembre de 2021 y el pasado 26 de marzo de 2022, y en los que usualmente se vio al cantante bastante frágil, con signos de una salud bastante deteriorada.

Tras el último concierto de la gira, realizado en el O2 Arena de Londres, Collins anunció que esa había sido su última actuación, cerrando el ciclo de una de las más memorables figuras que ha dado la historia de la música popular.

DANIEL CASAS
Para EL TIEMPO
@danielcasasc​

Más noticias A fondo

-Laura Restrepo, en busca de la reina de Saba

-‘Me aventuré a buscar una forma mágica de encontrarme con la eternidad’

-Jon Batiste, la historia del triunfador de los Grammy

Deja una respuesta

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]