Prohibida en Venecia la navegación de grandes cruceros turísticos

Venecia, Italia.- Los grandes cruceros ya no podrán entrar en Venecia y pasar frente a la fachada de la basílica de San Marcos. El decreto aprobado por la Cámara de Diputados italiana entra en vigor este domingo, 1 de agosto. Está prohibida la navegación de barcos con más de 180 metros de eslora, por encima de las 25.000 toneladas brutas, que superen los 35 metros de altura o cuyas emisiones superen el 0,1 % de azufre.

La prohibición pretende evitar accidentes peligrosos como el del 2 de junio de 2019 cuando un gran crucero de la compañía MSC arremetía contra un barco turístico y dañaba el muro del puerto de uno de los escenarios más famosos del mundo. El suceso reabrió el debate sobre el intenso tráfico en sus canales, el turismo masivo y las consecuencias medioambientales en la ciudad italiana de los canales.

La nueva ley establece que a partir de que se reanude el tráfico marítimo de veraneantes, las ciudades flotantes ya no podrán llegar a la estación marítima de Venecia pasando frente a San Marcos y por el canal de la Giudecca, navegando frente al centro histórico de la ciudad.

A partir del 1 de agosto el lugar de desembarco será el puerto industrial de Marghera. Para llegar a Venecia, los turistas que lo hagan a bordo de estos gigantes del mar, lo harán navegando por el canal del petróleo, alejándose así del corazón de la ciudad. Esta es la solución propuesta por el alcalde Luigi Brugnaro.