Un viaje a la Laponia Sueca

Aprovechado un hueco con respecto a los confinamientos durante esta pandemia, Viajes Pangea , Roberto López   http://www.robertocarloslopez.com/spain.htmly Sele  https://www.elrincondesele.com/     montaron un viaje de una semana a la Laponia Sueca con un grupito de cinco personas. https://www.pangea.es/ 

Debido a la situación actual sanitaria ha sido un viaje organizado en muy pocos días aprovechando el que la ciudad de Madrid no tuviera restricciones de salida y Suecia no nos pidiera ninguna condición para entrar en el país.

Sería un viaje de una semana de duración de jueves a jueves aprovechando el vuelo directo que opera Iberia a Estocolmo.

Desde allí  un vuelo interno hasta la localidad de Gallivare  ya  en la Laponia Sueca. Allí el programa fue el adentrarnos en sus muchos valles nevados rodeados de lagos

y aprovechar las escasas horas de luz en esta época del año que nos brinda el día para visitar y hacer senderismo por diferentes lugares  Es curioso porque la luz que hay es como si estuvieras en un eterno atardecer

La base la pusimos tres dias en Gallivare y tres  días en Kiruna para minimizar los desplazamientos ya que en ambos lugares a las 3 de la tarde era de noche cerrada y aprovechar al máximo las horas de luz

El primer día tuvimos la suerte de ver un montón de manadas de renos. Una de ellas incluso se puso a correr en la carretera delante del coche durante al menos media hora.

Realizamos varias paradas para poder admirar montañas nevadas, lagos helados enfin una infinidad de paisajes que parecían salir de otro planeta

Al regresar a Gallivare incluso ese día nos regaló una puesta de sol espectacular. La temperatura ha sido bastante baja y cuando se ponía a soplar el viento hacia frío.

El Segundo día hubo cambio de planes pues al ver que  hacia el norte se detectaba más actividad para ver auroras esa noche decidimos irnos a pasar el día al norte de Kiruna a la zona de Abisko para tener más posibilidades de auroras y …..acertamo. Al fin y al cabo el plato fuerte del viaje era precisamente ese, el poder ver auroras boreales

Para ver auroras se tienen que dar varias condiciones  Primero que haga frío, luego que el cielo esté despejado y lo más importante que haya actividad y por supuesto lejos de cualquier contaminación lumínica.   Mucha gente no consigue verlas  Nunca es 100% seguro  Hay que tener suerte  Las auroras se producen cuando partículas cargadas procedentes del sol son atraídas por el campo magnético de la tierra hacia las regiones polares  El contacto produce toda esa paleta de colores que podemos ver  . La mejor época para verlas es de Octubre  a Marzo

Existen varias aplicaciones para poder comprobar la actividad de las auroras en los distintos lugares en que se producen https://auroraforecast.com/  https://lightsoverlapland.com/

Con una de esas aplicaciones puedes ver el grado de intensidad de la actividad ese día  , cuando mas alto sea el KP  más posibilidad de ver una aurora con mucha intensidad

Si quieres más información sobre cómo cazar auroras boreales y no morir en el intento te dejo este post muy completo de Barbara García , una de las integrantes de este viaje http://barbiegirltravelsarts.com/2020/11/22/como-cazar-auroras-boreales-y-no-morir-en-el-intento/?fbclid=IwAR2P1Md4z0eh-GnzR6kjwUqHgnaPUgz0dLNzAJKYAaWVA82x-lUcaqncB5g

Ese día se juntaron todas esas condiciones y sobre las 7 de la tarde encontramos un emplazamiento al borde de un lago en la zona de Abisko en donde disfrutamos del espectáculo hasta bien pasadas las 11 de la noche

He de reconocer que fue un espectáculo mágico, de vez en cuando veíamos como la Dama Verde se ponía a bailar.

Los amaneceres son otra fuente de observación en cuanto a paleta cromática  Uno de los días saliendo de Kiruna nos encontramos con este espectáculo de colores de cualquier cuadro de Van Gogh.

El Parque Nacional de Abisko se encuentra a unos 100km de Kiruna en la carretera que lleva a Narvik en Noruega. No solo es conocido por un un buen lugar en invierno para ver las Luces del Norte que es como llaman aquí a las auroras boreales , sino que ofrece al visitante muchas rutas para realizar senderismo tanto en verano como en invierno.
El Cañón en donde el río desemboca en el lago es una de las principales atracciones del lugar

Nosotros realizamos una de las rutas de senderismo bastante corta debido a las condiciones del terreno, una auténtica pista de patinaje de hielo. Aún así mereció mucho la pena ir cerca del Río.

Desde Kiruna hicimos también otra ruta de senderismo por el valle de Nikkaluokta de unos 5,5 km de ida y otros tanto de vuelta hasta el precioso lago de Ladtjojaure.  Es un camino llano a través de unos paisajes espectaculares hasta el lago. A orillas de dicho lago se encuentra un restaurante y unas cabañas en caso de que se quiera pasar allí la noche.

Al llegar al lago nos estaba esperando un viento descomunal. Aún así el lugar desprendía magia

El lago estaba casi enteramente helado.
Durante el camino de vuelta vimos un montón de huellas de la fauna animal que vive en esas latitudes, osos, alces, renos, liebres árticas, zorros árticos ect…

Teniendo en cuenta que anochece a las 3 de la tarde , hay que calcular muy bien las horas de luz para poder volver con un mínimo de luz al coche

La ciudad de Kiruna es una buena base para realizar las actividades en esas latitudes  Es la ciudad más grande  de la zona y un importante centro minero  De hecho la ciudad se va moviendo de sitio porque se hunde debido a las excavaciones y a los túneles que se construyen para extraer el hierro , una de las mayores reservas de este material en el mundo  . Su edificio más singular es , sin lugar a dudas, la Iglesia de madera de la ciudad

Se trata de uno de los edificios de madera  más grandes de Suecia  Su color rojizo destaca entre el blanco de la nieve en invierno y el verde del bosque en verano  Su interior es también enteramente de madera A su lado se levanta un original campanario de madera también  Su construcción fue entre los años 1090 y 1012

Otro edificio singular muy parecido al campanario de la Iglesia , es el edificio de los bomberos de Kiruna que parece un faro

Otra de las visitas interesantes de la Laponia Sueca es la visita al museo Sami de la localidad de Jokkmok. Se trata del principal museo dedicado a este tema. Podrás aprender mucho sobre la historia y el estilo de vida de los Samis así como de la fauna y flora de este lugar En esa localidad se celebra en navidades un enorme mercadillo Sami  , viene gente de todas las regiones de Suecia a visitarlo

Asimismo la bella  iglesia de madera que se encuentra en frente del museo bien merece una visita. De noche iluminada queda preciosa

Este viaje lo hicimos con el seguro de viaje de Intermundial con el que trabaja la agencia de viajes Pangea.

Este seguro tiene cobertura Covid. Es decir que te cubre hasta 200€ en caso de que te tengas que someter a una prueba PCR   Y hasta 800€ en caso de que fueses positivo y tuvieses que guardar cuarentena debido al Covid19. Lo que me dio mucha seguridad para apuntarme al viaje.

Un viaje fantástico, sobre todo por haber podido realizarlo en plena pandemia, con casi toda España cerrada y la mayoría de los países imponiendo normas restrictivas para viajar  Ha sido una ventana de aire fresco en nuestra vida viajera.

Sucribete a nuestro Newsletter

[mc4wp_form id="69"]